Establo » Cuidados

El caballo y las úlceras

12 febrero 20103.033 lecturas2 comentarios
 

El estómago del caballo está dividido en dos secciones, las cuales tienen diferencias en su anatomía y fisiología. Los alimentos entran en el esófago y llegan a la sección no glandular, donde empieza la fermentación bacteriana. Aquí está involucrada principalmente la lacto-bacteria, que convierte los azúcares simples y los almidones en ácido láctico. Esta actividad microbiana y la degradación de los alimentos se para cuando entran en el fondo del estómago y se mezclan con los ácidos en los jugos gástricos. Cuando el caballo ingiere grandes tomas de cereales, el bolo alimenticio tiene mucha materia seca y el contenido del estómago tiene menos líquido que si el caballo estuviera comiendo hierba en el prado. Los alimentos secos se mezclan peor con los jugos gástricos y en ellos pueden sobrevivir bacterias que producen ciertos gases. Esto aumenta el riesgo de trastornos en el proceso de la fermentación y un incremento de la producción de gases.

Este problema se podrá diagnosticar si el caballo ha ingerido suficiente como para mostrar síntomas pero hay muchos casos en los que no llegan a ser diagnosticados. Depende de cuánto come el caballo, a qué velocidad, la cantidad de azúcares y almidones disponibles en el alimento y la población microbiana del animal en particular.

El caballo produce ácido de manera continua y en la naturaleza, el caballo salvaje produce saliva constantemente debido a su comportamiento natural de estar pastando hierba durante la mayor parte del día.
La saliva ayuda a suavizar el jugo gástrico y puede ayudar a generar una película protectora del epitelio plano. Además, si el ejemplar vive en condiciones naturales que le permiten moverse puede ayudar a aumentar el movimiento del contenido del estómago hacia el tracto gastrointestinal.

Los caballos que entrenan de manera intensiva son más propensos a contraer úlceras gástricas
Los caballos que entrenan de manera intensiva son más propensos a contraer úlceras gástricas

El manejo moderno del caballo que incluye tomas de cereales, piensos con poca fibra, destetes precoces y programas de entrenamiento fuertes, crea un ambiente en el estómago con más acidez. El resultado es una prevalencia alta en úlceras gastrointestinales que surgen con más frecuencia en el caballo de alto rendimiento. Las úlceras gástricas se han ido identificando en todo el estómago pero suelen aparecer más en la parte superior, porque ésta no disfruta de la misma protección frente a los ácidos digestivos que tiene la zona inferior.

La aparición y severidad de la ulceración es más frecuente cuando aumenta la intensidad de entrenamiento que recibe el caballo. Cabe aclarar que los caballos que entrenan tienen más úlceras que los caballos que han sido retirados.

Otros factores que aumentan el riesgo de desarrollo de lesiones gástricas incluyen dietas altas en cereales, que el caballo no ingiera suficiente heno, que se proporcionen las raciones en pocas tomas, que el ejemplar se mantenga en ayunas, un entrenamiento fuerte (que aumenta los niveles de gastrina), el ejercicio en sí-que posiblemente puede causar un reflujo de ácidos-y, algunos medicamentos -especialmente antiinflamatorios no esteroides-. El estrés en los caballos de alto rendimiento también exacerba estas condiciones. Si se priva al caballo de alimentos durante períodos repetidos, aparecerán úlceras gástricas.
Además las ulceraciones no aparecen sólo en ejemplares adultos, surgen también en potros pequeños. Se han diagnosticado hasta un 51% de potros de menos de 3 meses con lesiones de este estilo. Los potros son muy susceptibles a las úlceras y a su predisposición se suman los planes de destete que suelen estresarlos mucho y se convierten en un detonante importante para la adquisición de este problema.

Cuantas más veces coman, mejor estará su sistema digestivo
Cuantas más veces coman, mejor estará su sistema digestivo

Las úlceras se manifiestan a través de los siguientes síntomas:

*Reducción del apetito;
*Pérdida de peso;
*Diarrea (más frecuente en potros);
*Pérdida de vitalidad;
*Aumento de vicios de cuadras; el más frecuente consiste en tragar aire.

Si aparece una lesión hay que dejar de entrenar al caballo, si es posible hasta que el problema haya desaparecido completamente. Si sabemos que el caballo está predispuesti a desarrollar este tipo de lesiones, hay que evitar las situaciones que causan estrés, como los viajes de larga duración, cambios de cuadras y situaciones o períodos prolongados en los que el animal esté encerrado en el box.

Ante el menor síntoma los caballos deben ser revisados para evitar mayores complicaciones
Ante el menor síntoma los caballos deben ser revisados para evitar mayores complicaciones

La mejor manera de prevenir úlceras es proporcionándoles a los caballos una dieta sana, con la justa ración de almidón y cereales y buena cantidad de forraje . Es útil sobre todo el heno de alfalfa ya que éste, a diferencia de otros como ryegrass o paja común, neutraliza los efectos de los ácidos gástricos y ayuda a proteger más el estómago.

Proporcionar la alimentación en pequeñas dosis varias veces al día puede ayudar muchísimo a prevenir las úlceras ya que los caballos tendrán su sistema digestivo en constante funcionamiento, además, tener que alimentarlos con pocas horas de diferencia entre una toma y otra permitirá, detectar si un caballo no se siente bien a tiempo, el paso de las horas en un animal afectado puede ser catastrófico.

El secreto para mantener a sus caballos en buen estado es dándoles de la mejor manera posible una vida natural, donde sus organismos estén constantemente en movimiento como lo harían en estado salvaje. Cuanto más mastiquen durante el día mejor se sentirán los caballos y podrán desarrollar más eficientemente sus actividades.

publicidad




Si te gustó este artículo puedes suscribirte gratuitamente al feed de Equinos.net o puedes recibir las novedades por email. Puedes compartir la entrada en algunas redes sociales:


También puedes consultar artículos relacionados que hemos publicado y pueden interesarte:



1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (1 votes, average: 5,00 out of 5)
Cargando…


2 comentarios »

  • Sukyen comentó:

    Muy bueno el articulo sobre todo para los que nos interesamos en la clinica equina y como material para una tesis.

  • María comentó:

    Hola… la verdad que estoy preocupada por un caballo que un vecino tiene encerrado en una cuadra con tan sólo una ventana pequeña y no sabe qué hacer con él, pues en un principio cuando era un potrillo lo pensaba vender, pero pasó el tiempo y por sus otras ocupaciones se fue pasando el tiempo y el potrillo se ha convertido en un hermoso caballo que ha crecido encerrado en esa cuadra, con el temor de que se le escape buscando alguna yegua… no quiere sacarlo de ahí. Es una pena por el animal y no sé si puede haber alguien que pueda domarlo, si es así sería una solución para este caballo.

Comenta si te gustó el sitio

Puedes comentar en el formulario. Puedes también suscribirte a los comentarios via RSS.

Puedes personalizar tu imagen de usuario mediante un perfil en Gravatar.com.

:potrillo :jinete :hipica :herradura :heno :granjera :brownhorse :blackhorse :almacen